Son deducibles los regalos de empresa para empleados

Publicado Por: Ismael Regalisma En: Root En: jueves, marzo 11, 2021 Comentario: 0 Visto: 326

Estar a buenas con los clientes también porque afianza las relaciones. Nadie duda del valor de estos regalos. La pregunta es: ¿Son deducibles fiscalmente?

Lo hemos hablado en muchísimos otros artículos: tanto los regalos de empresa para empleados como los regalos de empresas para clientes son mecanismos estupendos para mejorar relaciones humanas de gran valor para la organización. Estar a buenas con los trabajadores es fantástico porque aumenta el bienestar, la satisfacción y la productividad. Estar a buenas con los clientes también porque afianza las relaciones. Nadie duda del valor de estos regalos. La pregunta es: ¿Son deducibles fiscalmente?

Regalos a empleados deducibles


La respuesta la hallamos de la mano de Juan Blanco Gutiérrez, asociado sénior de Fiscal de Alier Abogados y colaborador del medio especializado Cinco Días. Desde allí, Blanco recuerda que la Ley de Impuesto sobre Sociedades establece en su artículo 15.e que "no serán deducibles aquellos que correspondan a donativos y liberalidades". Esto en teoría significaría que no son deducibles los regalos de empresa. Sin embargo, hay una excepción contemplada en esa misma ley que indica todo lo contrario.


En concreto, que no se incluirán en lo citado anteriormente a los gastos por atenciones a clientes ni los que, con arreglo a los usos y costumbres se efectúen con respecto al personal de la empresa". Dicho con palabras más sencillas: los gastos para atender a clientes y trabajadores, como las cestas de navidad, son deducibles. Esto es una razón más para que las empresas opten por estos mecanismos de atención tan importantes. Eso sí, los regalos de empresa son deducibles pero de una manera limitada.

Regalos a clientes deducibles


Porque, según lo recogido en esa misma ley, los gastos por atenciones a clientes o por regalos a empleados y demás serán deducibles con el límite del uno por ciento del importe neto de la cifra de negocios del periodo impositivo. Eso implica que, por ejemplo, una empresa que facture 200.000 euros al año solo podrá deducir 2.000 euros como parte de los gastos por atenciones a clientes y cuidados a los empleados propios. Es decir, que los regalos a clientes son deducibles comedidamente. Es clave tenerlo claro.


Exactamente lo mismo ocurre con los regalos a los trabajadores. En este sentido, de todos los regalos a los empleados deducibles el más significativo es la cesta de Navidad, ya que es un clásico recurrente. Si tienes una empresa, probablemente te alegre saber que puedes deducirlo fiscalmente. Lógicamente, y como ocurre con cualquier otra deducción, la entrega de la cesta de Navidad deberá ser acreditada a través de albaranes, partes de entrega y demás documentación fundamental. Y lo mismo con cualquier otro regalo.


Regalos a clientes son deducibles

¿Esto afecta a todas las empresas por igual? En realidad no. En el caso de los regalos deducibles a clientes sí. Todas las empresas pueden deducirse estos gastos como parte de su normal funcionamiento. Pero la cosa cambia cuando hablamos de regalos a empleados justificados desde el uso y la costumbre. ¿Por qué? Porque para que una práctica, como la entrega de la cesta de Navidad, de lotería de Navidad o de regalos anuales, se convierta en una costumbre, debe transcurrir cierto periodo de tiempo antes.

En ese sentido, las empresas recién conformadas deberán esperar un poco antes de poder defender el gasto de la cesta de navidad o de otros regalos como gastos basados en atenciones habituales a sus empleados. Es un mal menor. Uno que no tiene lugar con los clientes. Aquí entran todos los regalos que se entienden como parte del establecimiento y mantenimiento de los negocios en común. ¿Estás buscando regalos a clientes deducibles? Entra ahora mismo en Regalisma. ¡Tenemos todo cuanto necesitas!

Comentarios

Deje su comentario

Subir