Regalos a proveedores, ¿dónde está el límite?

Publicado Por: Ismael Regalisma En: Root En: jueves, diciembre 19, 2019 Comentario: 0 Visto: 51

Los regalos de empresa son una solución perfecta para fidelizar, para crear imagen de marca y aumentar las ventas, sin embargo,en algunas ocasiones conviene tener presente algunos límites. Los regalos a proveedores, por ejemplo, así como los regalos a prescriptores y a algunos clientes pueden ser, en ocasiones, motivo de conflicto.

Esta semana analizamos la ética de los regalos de empresa, analizando algunas situaciones en las que los regalos a proveedores pueden llegar a ser un problema.


La ética de los regalos en el ámbito de las instituciones públicas


Los regalos a personas relacionadas con organismos públicos pueden generar conflictos de intereses. En España, la Ley de Transparencia obliga a cualquier institución pública a inscribir cualquier regalo que reciba, ya sea a título personal o hacia la propia institución.
Existen situaciones en los que un regalo hacia personas de las que dependen determinadas decisiones puede considerarse poco ético, incluso puede ser penado.


Regalos a prescriptores


Este tipo de regalo ha generado una gran polémica, especialmente en el sector sanitario. El ejemplo más claro son las empresas farmacéuticas que regalan a profesionales de la salud, con el objetivo de aumentar las prescripciones de sus medicamentos.
Si bien esta práctica no está prohibida, el médico debe tener claro que lo principal es proteger la salud del paciente, prescribiendo el medicamento más adecuado en cada caso.

El valor del regalo


Algunas empresas discriminan los regalos personales en función de su valor.Si el regalo supera una determinada suma, los 200 €, por ejemplo, la empresa o el trabajador que lo recibe están obligados a donarlo a una asociación no lucrativa, aunque como decimos, estas prácticas no son obligatorias, las marcas que las implantan lo hacen exclusivamente atendiendo a criterios internos.


Regalos a proveedores


En algunos casos, el problema viene de los regalos a proveedores. Las empresas compran bienes, servicios y materias primas a proveedores, en caso de aceptar regalos, el proveedor puede verse en la obligación de hacer rebajas, descuentos, etc.
No todas las situaciones provocan este tipo de situaciones. Si, por ejemplo, se trata de un proveedor con el que tenemos confianza, o con el que compartimos una relación personal, los regalos de empresa no tienen por qué generar ningún problema.

Estas son cuatro situaciones en las que puede darse un conflicto de intereses relacionado con los regalos de empresa. Es imprescindible tener en cuenta que siempre debemos regirnos por una ética basada en la libertad de la otra persona para tomar sus propias decisiones.

Etiquetas: regalos proveedores

Comentarios

Deje su comentario

Subir